Implementar políticas públicas para combatir violencia contra mujeres en el cine

 

 

  •  Respalda Daniel Ordoñez Hernández exigencia de Cineastas Unidas

    Ignacio Arellano Mora

     

     

    El diputado federal Daniel Ordoñez Hernández respaldó la exigencia de la organización Cineastas Unidas para que las instituciones implementen acciones y políticas públicas con enfoque de derechos humanos, perspectiva de género e igualdad, para combatir y erradicar la violencia contra las mujeres en el cine.

    En conferencia de prensa conjunta con el colectivo, integrado por estudiantes y mujeres que trabajan en el cine, el legislador aseveró que ellas buscan tener un acercamiento con las instituciones, “para menguar este tema, tan lacerante, en este rubro”.

    Minerva Rivera Bolaños, presidenta de Cineastas Unidas, informó que se han detectado violaciones graves a los derechos humanos de las mujeres dentro de la industria del cine, tanto en al ámbito académico como laboral.

    Previó a una reunión de trabajo con mujeres líderes del cine, donde presentarían su agenda, sostuvo que la organización buscará abrir espacios dentro de las secretarías de Cultura y de Educación Pública (SEP), con el objetivo de encontrar una solución a esta problemática, de raíz.

    “Es momento de que desde los espacios de formación hasta las instituciones públicas y privadas que respaldan el quehacer cinematográfico, cuenten con códigos de ética en donde se estipule ´tolerancia cero´ y sanciones concretas en contra de cualquier tipo de agresión hacia las mujeres”, indicó.

    Se requieren medidas específicas y eficaces

    Agregó que de igual manera se requieren medidas específicas y eficaces de prevención de la violencia de género, a través de campañas y actividades académicas, administrativas y de supervisión dentro de las instituciones.

    Rivera Bolaños resaltó la importancia de también implementar mecanismos de diagnóstico, acompañamiento y seguimiento de los casos concretos de violencia contra las mujeres, hasta la resolución del conflicto y la restitución de los derechos humanos de las víctimas.

    Asimismo, dijo, es necesario contar con un informe anual sobre el progreso de programas, medidas preventivas, procesos académicos y acciones para la erradicación de la violencia, que permita ubicar el grado de avance en la transversalización y garantiza de derechos humanos de las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *