El fracking, letal para la vida y las finanzas de Pemex

  • *** Millones de personas han muerto por la contaminación del agua, la flora y la fauna, afirmó Benjamín Robles

Ignacio Arellano Mora

“El fracking es mortal”, aseguró el diputado federal Benjamín Robles Montoya, del Partido del Trabajo (PT), luego de pronunciarse en contra de seguir utilizando esta técnica no convencional para la extracción de hidrocarburos.

En su proyecto de decreto para modificar Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos, Robles Montoya, sostuvo que esta medida debe suspenderse “sin dudas, sin reservas y sin medias tintas”.

El vicecoordinador del PT, en la Cámara de Diputados, comentó su iniciativa la presenta con el afán de proteger la vida de los seres humanos, “un valor supremo”.

“Lo hago, pensando en los millones de personas que han enfermado y muerto debido a la utilización del fracking. Lo hago, con profundo respeto a su memoria. Quien está a favor de su práctica, debe ser desenmascarado”, señaló Robles Montoya.

El legislador por Oaxaca, sentenció que aquellos que lo efectúan y también quienes lo validan, están a favor de al menos 5 crímenes perpetrados de manera simultánea: daño directo a la salud de personas y pueblos que viven en los alrededores de pozos y perforaciones, daño que puede ir desde padecer diversos tipos de cáncer —por la contaminación de las sustancias que utiliza—hasta la muerte.

También, agregó que el fracking es un método de extracción de hidrocarburos no convencional, ya que consiste en bombear desde el subsuelo crudo y gas, resultantes de romper o “fracturar” rocas sedimentarias que se encuentran a más de 2,000 metros de profundidad.

“Para hacerlo se usan cantidades enormes de agua, pues se inyecta a altas presiones, esta agua, arena y más de 750 químicos altamente tóxicos”, señaló.

Manifestó que con la práctica del “fracking” los mantos acuíferos y los sistemas de abastecimiento de agua potable se vuelven trampas mortales, lentas y silenciosas.

Sostuvo que, en diversas partes del mundo, hay testimonios y documentales que registran cómo los sitios de extracción se convierten pronto en zonas de sacrificio, abandono poblacional y olvido.

Por último, sostuvo que quienes practican y validan el “fracking” cometen un crimen contra la patria, pues todos saben que su legalización expresa, incluida en la denominada Reforma Energética, “tuvo solamente motivos económicos, proclives a los intereses más oscuros del régimen que, por fortuna, ya está en decadencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *