Corrupción e impunidad impiden el renacimiento de México: Obrador

  • Expresó, por mandato del pueblo, “hoy iniciamos la Cuarta Transformación de México”

 

Ignacio Arellano Mora

Tras ser investido con la banda presidencial y rendir protesta como presidente constitucional de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que, a partir, de éste sábado 1 de diciembre, inició la Cuarta Transformación del país de manera pacífica. Con ello, agregó, un cambio de régimen político, pero al mismo tiempo “una profunda y radical transformación porque se acabará con la corrupción y la impunidad que impiden el renacimiento de México”.

En un largo discurso, una hora y 26 minutos, pronunciado durante la Sesión del Congreso General, el Presidente López Obrador expresó que por mandato del pueblo “hoy iniciamos la Cuarta Transformación de México”.

“Por mandato del pueblo iniciamos la Cuarta Transformación política de México. Puede ser pretencioso o exagerado, pero hoy no sólo inicia un nuevo Gobierno. Hoy comienza un cambio de régimen político. A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo, profunda y radical”, expresó en el Salón del Pleno de San Lázaro.

Ante la presencia de los 500 diputados y 126 senadores, presidentes, jefes de Estado e invitados especiales, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que en dos años y medio habrá consulta popular para tomar la decisión de si el Presidente de la República sigue en funciones, “porque el pueblo es el único soberano, quien decide el rumbo a partir de este día”.

También, López Obrador anunció que las gasolinas y todos los combustibles bajarán de precio en cuanto sean habilitada la refinería planeada en esta administración. En este escenario estableció que no aumentará la deuda pública, pero serán respetados los compromisos asumidos por los gobiernos anteriores.

Después externó sus planes, afirmó, para que ningún mexicano tenga que emigrar al extranjero y entre sus alternativas esbozó la creación de empleos en sus estados y comunidades, atendió no como parte de ello la construcción del Tren Maya.

Por otra parte, anunció que serán construidas dos pistas en el aeropuerto de Santa Lucía. Ello como respuesta a la controversia desatada en relación al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, prevista en la zona de Texcoco, Estado de México.

NOS DIJERON VENDRÍA A SALVARNOS

Más adelante, ejemplificó, “la reforma energética que nos dijeron vendría a salvarnos y sólo ha significado la caída en la producción de petróleo y el aumento desmedido en los precios del gas y la electricidad”.

Señaló también que la corrupción se convirtió en la principal función del poder político. “Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y de la pequeña minoría que ha lucrado con el influyentísimo”.

Al inicio de su discurso, López Obrador agradeció al ciudadano Enrique Peña Nieto, “el no haber intervenido en las pasadas elecciones presidenciales”.

Y dejó un mensaje de tranquilidad para los que se van: “al contrario de lo que pueda suponerse, esta nueva etapa la vamos a comenzar sin perseguir a nadie, porque no apostamos al circo y a la simulación”.

Respecto al caso de los 43 estudiantes de la escuela normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos hace cuatro años en Iguala, anunció que, a partir de este sábado 1 de diciembre, se constituye una Comisión de la Verdad para investigar los hechos ocurridos la noche del 26 de septiembre de 2014, y castigar a los responsables.

Portando la banda presidencial con el color verde en la parte superior, contrario a como la recibieron presidentes como Felipe Calderón y Peña Nieto, López Obrador agradeció la presencia de los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández; Evo Morales presidente del estado plurinacional de Bolivia; Daniel Medina Sánchez, presidente de la República Dominicana; Martín Vizcarra Cornejo presidente de la República del Perú, entre otras personalidades.

Más adelante, el nuevo presidente de México aseguró que no buscará reelegirse como mandatario, sino por el contrario, a la mitad de su mandato los ciudadanos por medio de una encuesta nacional decidirán si deberá o no seguir en el poder.

“Bajo ninguna circunstancia buscaré reelegirme, sino me someteré a la revocación del mandato. En dos años y medio habrá una consulta para preguntar a los ciudadanos si quieren que el presidente siga en el mandato o que renuncie”.

Reiteró que sólo a quien le debe sumisión y obediencia es al pueblo de México. “El pueblo pone y el pueblo quita, el único al que debo obediencia”.

CUMPLIO AMENAZA

Al iniciar la Sesión del Congreso General, el Partido Acción Nacional (PAN) cumplió su amenaza de rechazar la presencia del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (quien no estuvo presente durante la ceremonia), al colocar un gran una manta de color azul, letras negras y la foto del mandatario, en donde dice, “Maduro, no eres bienvenido”.

De igual forma, durante los posicionamientos de los grupos parlamentarios con motivo de la transmisión del Poder Ejecutivo Federal, los legisladores panistas reiteraron su rechazo al mandatario venezolano, quien, tras su arribo al aeropuerto de la Ciudad de México, se dirigió al Palacio Nacional donde fue recibido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Antes de su llegada a Palacio Legislativo, en San Lázaro, el ahora Presidente constitucional, los grupos parlamentarios presentaron sus posicionamientos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *